COVID19

¿Miedo y ansiedad por la crisis del coronavirus?

La ansiedad puede manifestarse de varias formas: nerviosismo, agitación, estado de alerta; no poder dejar de pensar en otra cosa; necesitar estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre el coronavirus; dificultad para desarrollar labores cotidianas. También se percibe en aquellas personas a las que les está costando conciliar el sueño y a las que les «cuesta controlar su preocupación y pregunta persistentemente a sus familiares por su estado de salud, advirtiéndoles de los graves peligros que corren cada vez que salen del domicilio».

Frente a esta situación, debemos tener en cuenta que:

Las medidas no exigen el aislamiento absoluto, confinamiento. Ni por el contrario pensar en 15 días de vacaciones.

Los más pequeños y pequeñas necesitan sus rutinas que le hacen funcionar mejor. Por tanto organicemos de manera coherente estos días de manera adecuada.

Ante cualquier duda, solicitar información telefónica a vuestros médicos de referencia, los cuales os darán información clara fuera de sesgos e informarse siempre de fuentes oficiales. Así mismo, evitar la sobreinformación.

No comparemos nuestra situación con información que nos llega de otros países, pues todo varía según circunstancias.

Identificar pensamientos que puedan generarte malestar, reconocer nuestras emociones y aceptarlas. Pensemos que “no se acaba el mundo”, “no estamos en peligro”… Debemos proteger a población de riesgo pero por ello debemos actuar dentro de la lógica humana.

Los colectivos de riesgo son los siguientes:

  • Ancianos.
  • Persoas con enfermedades crónicas, como diabetes, bronquitis crónica, infarto de miocardio, cirrosis, etc.
  • Personas enfermas de cáncer.
  • Pacientes que toman medicación inmunosupresora, como los trasplantados, corticoides o fármacos biológicos para la artritis reumatoide, psoriasis, esclerosis múltiple, enfermedad inflamatoria intestinal, etc.
  • Mujeres gestantes.

Las medidas son claras, todo lo que está fuera de estas medidas, son actuaciones en base al miedo y el pánico social.

Recordamos que las instituciones cerradas son aquellas de un aforo mayor al de 50 personas, en los que las medidas de protección no se pueden controlar. Fuera de eso no existe peligro de contagio en entorno controlados como en gabinetes, centros de terapia individual…

Demos ejemplo de responsabilidad y coherencia


ÚLTIMAS ENTRADAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s